Cabello sería Presidente en caso de falta absoluta de Chávez

Foto: AVN

El constitucionalista Jorge Pabón subrayó que el permiso concedido por la AN es indefinido y va en contravía de lo que establece la Constitución

El Nacional
Celina Carquez

El abogado constitucionalista y docente de la Universidad Central de Venezuela Jorge Pabón afirmó que si se produce una ausencia absoluta del presidente de la República, Hugo Chávez, antes del 10 de enero, le correspondería al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, asumir la Presidencia, hasta que se convoque a elecciones los 30 días siguientes.

El actual vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, sólo podría suplir al mandatario hasta el 10 de enero, cuando vence el período constitucional, pues fue designado como segundo al mando en el anterior período.

"Si se produce la falta absoluta antes de la toma de posesión el 10 de enero, cuando comienza el nuevo período constitucional, se deben realizar elecciones a los 30 días siguientes. El vicepresidente sólo puede gobernar hasta el 10 de enero, porque también vence su período, ya que fue nombrado para el período 2006-2012. Si la falta absoluta ocurre cuando el mandatario está en ejercicio en los primeros cuatro años, asume el vicepresidente y debe convocar a elecciones", explicó.

Dejó en claro que, como el presidente electo y el presidente en ejercicio son la misma persona, puede presentarse cierta confusión entre lo que rige en cada tiempo de mandato.

Sostuvo que la Asamblea Nacional le aprobó al mandatario un permiso indefinido, lo cual viola la Constitución, pues no se establece cuánto tiempo pasará Chávez fuera del país. Insistió en que, aunque el permiso dure menos de 90 días, de igual modo se tenía que informar de cuánto tiempo se trataba.

"No está dentro de la naturaleza de la Constitución la posibilidad de otorgar un permiso por tiempo indefinido", dijo.

Añadió que no tiene sentido impugnar el permiso otorgado por la Asamblea, aunque sea inconstitucional, pues queda sobreentendido que le darán el mayor tiempo posible y que de ser necesario será prorrogado.

Subrayó que el artículo 18 de la carta magna establece que la capital de la República es el asiento de los órganos del poder nacional, y que el ejercicio de gobierno se ejerce allí, y que también puede ejercerse en otros lugares de la República.

Enfatizó que cada vez que Chávez sale del país y no se encargue del Gobierno el vicepresidente de la República ambos funcionarios están violando la carta magna.

"Cada vez que el Presidente sale del territorio deja de ejercer la acción de gobierno y tendría que asumir inmediatamente el vicepresidente.

Con la falta temporal, no hace ni siquiera que el vicepresidente se juramente. La función del vicepresidente es suplir las faltas temporales del presidente”, explicó.

Destacó que en todos los casos le corresponde al Parlamento calificar si se está ante una ausencia temporal o absoluta del jefe de Estado, y los motivos de las faltas.

"Si el Presidente no asume el 10 de enero, no está claro quién lo suple. No es Maduro, porque ese período constitucional terminó. Como no se ha juramentado, no hay norma que regule eso. Si no se encarga, habría que ver por qué no asume; allí se estaría en la presencia de una ausencia absoluta", expresó.

Dijo que, ante una ausencia absoluta, un tercero podría solicitar que se designara una junta médica –sus integrantes serían escogidos por el Tribunal Supremo de Justicia–, cuyo informe sería remitido al Parlamento para que decidiera con base en rn la información que allí se suministre.

Recordó que el artículo 234 de la Constitución establece que las faltas temporales del presidente son suplidas por el vicepresidente, y podrá ausentarse 90 días consecutivos, prorrogables por 90 días más. Pero que si la falta supera los 90 días consecutivos, el Parlamento decidirá si se está ante una falta absoluta del mandatario.

Para leer este artículo en El Nacional haga clic aquí.

A Chávez se le vuelve a reproducir el tumor en la zona pélvica

Foto: AFP

ABC.es
Emili J. Blasco

Padece metástasis en los huesos, lo que le provoca fuertes dolores en el fémur izquierdo y serias dificultades para caminar

La reaparición del cáncer en la zona pélvica, por el que Hugo Chávez ya ha sido intervenido en dos ocasiones previas, es la razón del viaje del presidente venezolano a La Habana, en cuyo Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq) podría ser sometido amás sesiones de quimioterapia.

Chávez además padece de metástasis en huesos, lo que le está provocando dolores fuertes en el fémur izquierdo, creándole serias dificultades para caminar.

Aunque oficialmente se ha justificado su viaje a Cuba para recibir oxigenación hiperbárica, tratamiento que en realidad no es empleado para curar cáncer, fuentes de inteligencia con acceso a los informes de los médicos que le atienden seguran que ha habido una recurrencia en el cáncer, detectada en el examen que se le hizo en el viaje que realizó a La Habana justo después de las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Desde entonces apenas se le ha visto en público. Una nueva evaluación determinará si es sometido a sesiones de quimioterapia u otra actuación.

En la recta final de la campaña electoral Chávez se negó a someterse a más exámenes médicos, de acuerdo con las mismas fuentes, alegando que ya estaba curado, y recurriendo a la abundancia de esteroides para ganar algo de fortaleza que le permitiera aparecer determinados días en la campaña.

El cese de la toma de esteroides tras las elecciones explica que su rostro ya no mostrara hinchazón las pocas veces que después se le ha visto.

Pérdidas de consciencia
En agosto tuvo dos breves pérdidas de consciencia y los médicos determinaron que su situación se estaba deteriorando lenta pero constantemente, de forma que pronto sería díficil esconder su condición ante los venezolanos. Ese momento ya ha llegado. El lider bolivariano ni siquiera ha podido presidir un breve acto de toma de posesión de su nuevo ministro de Defensa.

Para un tratamiento con cámara hiperbárica podría haber permanecido en Venezuela. Además de que en el país existe esa tecnología (su hermano Adán, por ejemplo, presentó una «última generación» de esas cámaras en 2009 como gobernador del estado de Barinas), se trata además de algo transportable, que podía haberse instalado en la clínica especial que tiene habilitada en su residencia de la isla de La Orchila.

El diario oficial «Granma» de Cuba aseguró en su edición del martes que «al filo de la madrugada» Chávez había llegado a la isla, «con el propósito de continuar el tratamiento médico que sigue, como parte del fortalecimiento de su salud, que comprenderá varias sesiones de oxigenación hiperbárica».

No hay imágenes ni de su partida de Caracas ni de su llegada a La Habana, a diferencia de veces anteriores, lo que impide confirmar la fecha real del viaje. Las autoridades venezolanas han indicado que Chávez se ha ausentado «por tiempo indefinido».

Para leer este artículo en ABC.es haga clic aquí.

Chávez viaja a Cuba para tratarse el cáncer

Foto: Raul Abreu / AP

El Nuevo Herald
Antonio Maria Delgado
adelgado@elnuevoherald.com

El presidente venezolano, Hugo Chávez, solicitó el martes autorización para viajar nuevamente a Cuba a fin de continuar con el tratamiento del cáncer que padece, en medio de versiones de que su enfermedad se ha agravado en las últimas semanas y de que el mandatario padece de intensos dolores al caminar.

Chávez, quien llevaba diez días sin comparecer en público, dijo en una carta dirigida a la Asamblea Nacional que viajaría a la isla para someterse a “varias sesiones de oxigenación hiperbárica” para complementar al tratamiento de fisioterapia que sigue “consolidando el proceso de fortalecimiento de la salud que [he] venido experimentando”.

"Solicito a esta Asamblea soberana que se autorice mi ausencia del territorio nacional a partir del 27 de noviembre del año en curso y la permanencia en nuestra hermana República de Cuba", dijo Chávez, en la misiva leída por el presidente del parlamento, Diosdado Cabello.

Empleadas principalmente para tratar el síndrome de decomprensión que afecta a los submarinistas, las sesiones de oxigenación hiperbática consisten en elevar la presión del oxígeno por encima de la presión atmosférica dentro de una cámara especial, con el fin de incrementar la oxigenación de los tejidos.

Cabello dijo poco antes de que la Asamblea aprobara la moción que la recuperación del mandatario ha estado progresando con normalidad.

"Nuestro compañero Hugo Chávez hace esta solicitud para seguir con su tratamiento, que dice lo ha venido cumpliendo al pie de la letra", sostuvo.

Pero personas que han estado siguiendo la situación médica del mandatario con detenimiento dijeron a El Nuevo Herald que el cuadro médico de Chávez ha estado deteriorándose en las últimas semanas y que Chávez se había mantenido bajo los efectos de sedantes para soportar los intensos dolores que ha estado sufriendo.

"El tiene mucha molestia para caminar, fundamentalmente producto de la tumoración que está teniendo en la pelvis y en el fémur izquierdo", dijo una fuente familiarizada con la situación que habló bajo condición de anonimato.

Varios médicos consultados cuestionaron el uso de la oxigenación hiperbárica para tratar al mandatario, señalando que aún cuando este tipo de tratamientos es empleado con frecuencia en Cuba, no existe ninguna evidencia médica de que pueda tener algún uso en el tratamiento de pacientes con cáncer.

También es curioso que el mandatario viaje a Cuba para recibirlo, cuando el gobernador de Barinas, y hermano del presidente Adán Chávez, inauguró en el 2009 una cámara hiperbárica en ese estado, donde el mandatario suele pasar parte de su tiempo cuando desea alejarse de la capital.

Chávez, quien anunció padecer de cáncer en junio del 2011, nunca ha revelado el tipo o gravedad de la enfermedad. Pero admitió haber sido sometido a al menos dos operaciones en la región pélvica y a varias sesiones de quimioterapia y de radioterapia en La Habana.

En las semanas previas a las elecciones del 7 de octubre, Chávez estuvo insistiendo en que ya había superado la enfermedad. Pero sus apariciones en público durante su campaña fueron relativamente escasas, con frecuentes suspensiones de los eventos en los que debía participar.

Sus apariciones disminuyeron incluso más después de haber salido victorioso en los comicios, hasta el punto de que no había sido visto a lo largo de los últimos diez días.

Según el diario El Universal de Caracas, Chávez solo apareció en público un total de ocho horas en lo que va de noviembre, el equivalente del tiempo que el mandatario -quien se caracterizaba por sus largos discursos y comparecencias nacionales- solía pasar ante las cámaras en un solo día.

El mandatario incluso parece haber dejado de lado su cuenta de Twitter, escribiendo solo cuatro mensajes este mes, todos el primero de noviembre. Ese número contrasta con los 56 mensajes que envió en agosto, los 36 de septiembre y los 32 de en octubre, reportó El Universal.

En su carta a la Asamblea, Chávez reconoció que se había mantenido alejado de la opinión pública, pero dijo que esto se debe a que ha estado siguiendo las órdenes de sus médicos.

"Como es del conocimiento del país, a la par de la intensa campaña electoral y las tareas como jefe de Estado y de gobierno, he venido velando por el debido cuidado de mi salud y cumpliendo celosamente con el plan de tratamiento complementario ordenado por el equipo médico que me atiende", explicó el mandatario.

No obstante, son muchos los que consideran que el anuncio fue intempestivo, lo que dejó entrever que el mandatario se encuentra atravesando por algún tipo de emergencia médica.

"Este anuncio está en línea con nuestra impresión de que la salud del presidente se está deteriorando, lo cual, y pese a los resultados de las elecciones presidenciales de octubre, deja la puerta abierta para la posibilidad de un posible cambio político", escribió el martes Alejandro Grisanti, economista jefe de Barclays Capital, en un informe.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter: @DelgadoAntonioM

Para leer este artículo en El Nuevo Herald haga clic aquí.

Chávez reaparece criticando, militarizando y sin solución

Foto: AVN

Durante una semana todo lo que escuchamos del presidente una vez sumamente activo fue una grabación de cuando registró su candidatura. No lo habíamos visto desde el último Consejo de Ministros que presidió el jueves pasado. Comenzaron las campañas regionales y Hugo Chávez ni siquiera ha hecho acto de presencia en estos eventos. Comenzó la discusión del próximo Plan de la Nación, y nada. Y mientras proseguían las protestas por la inseguridad, la escasez y la falta de contratos colectivos, el presidente permaneció en total aislamiento.

Por fin apareció ayer, cuando participó encadenado en una reunión de trabajo en Miraflores, con Nicolás Maduro a su lado. Como de costumbre, criticó a la oposición pero también hizo énfasis en otra medida tomada para continuar con la militarización del país. Mientras que los problemas en Venezuela crecen sin cesar, Chávez anunció que llegaron los primeros dos aviones Y-8 de China para la fuerza aérea, adquiridos como parte de una compra por un monto de 352,8 millones de dólares.

El hecho clave en todo esto es que Venezuela no está en guerra ni necesita de un incremento en su fuerza armada. Considerado uno de los países más inseguros del mundo, lo que sí necesita desesperadamente es una solución al problema de delincuencia rampante. Sin embargo, lo que ofreció Chávez en su única aparición esta semana fue una crítica a aquellos que presentan las cifras de homicidios, argumentando que “al final es un pequeño porcentaje los que mueren asesinados.” Dado que el 2011 cerró con más de 19 mil muertes violentas, un comentario así es un insulto a aquellos que han perdido a amigos o familiares a causa de la violencia en Venezuela.

Mientras tanto, otros 13 ex-trabajadores de PDVSA fueron multados ayer por haber participado en el paro de 2002. Ellos se añaden a los otros 50 trabajadores que ya fueron multados y tienen que pagar en promedio cada uno una suma de 119.000 millones de bolívares. Este es uno de los muchos ejemplos que clarifican las prioridades y violaciones del gobierno. Incluso diputados están acudiendo a la Asamblea Nacional acusando al gobierno de Chávez de violar los derechos humanos. El diputado Omar González Moreno utilizó evidencia para sustentar sus argumentos, a través de una lista de periodistas que han sido asesinados, agredidos, encarcelados, exilados y censurados en los últimos 14 años.

Ninguno de los calificativos previamente mencionados forma parte de un gobierno democrático y justo. Chávez lo que busca con sus recientes políticas es garantizar que su revolución continúe, sin importar lo que suceda con el país. Sin duda, el futuro de los venezolanos no es prioridad de su próximo gobierno.

Ignorando demandas para prolongar la revolución

Foto: AFP

El PSUV y sus líderes han estado haciendo campaña ya por 15 días, pero con cada día que pasa, un nuevo problema parece surgir. Los contratos colectivos que se vencieron hace meses han causado que los trabajadores protesten en contra del gobierno. Trabajadores de Fertilizantes Nitrogenados de Oriente protestaron ayer en Caracas reclamando la renovación del contrato colectivo, ya que más de 400 de ellos que deberían estar cubiertos por el contrato colectivo han estado en un limbo legal durante más de cuatro meses, sin saber si pertenecen al sector público o al privado, y por lo tanto recibiendo ninguno de los beneficios.

Los profesores universitarios han tomado un camino similar, realizando una huelga de 24 horas exigiendo discutir un nuevo contrato colectivo, que elevaría salarios y pensiones. A pesar de reunirse con la ministra de trabajo la semana pasada, sus demandas han sido completamente ignoradas. Se han comprometido a seguir protestando hasta que sus voces sean escuchadas y hasta que puedan por lo menos debatir sus peticiones. Hasta entonces, una gran parte de las universidades en todo el país permanecerán paralizadas.

Si bien el país está inundado con protestas, han surgido estudios destacando aún más sus ineficiencias. Hoy nos enteramos de que las exportaciones en 2012 coinciden con las de 1960, demostrando claramente que el modelo económico implementado por Chávez y su gobierno han llevado a una destrucción masiva de la industria nacional. Dado que las políticas económicas de Chávez destruyen la capacidad de Venezuela de suministrar bienes a su propio pueblo, las importaciones han aumentado a un nivel que según analistas es insostenible en el largo plazo.

Aunque la escasez, la violencia y el desempleo afectan a todo el país, se ha hecho evidente lo que la principal preocupación de Chávez realmente es. Espera poder continuar con su revolución, incluso después de que su vida llegue a su fin. Para ello, ha ido militarizando a la nación a través de nombramientos en su gabinete y tratando de imponer un sistema de comunas de cualquier manera posible, incluso si eso significa cambiar la Constitución. ¿Tendrá suficiente tiempo para hacerlo antes de que el cáncer se apodere por completo de su cuerpo? Sólo el tiempo lo dirá.

Los venezolanos protestan, el gobierno los ignora

Foto: Sol De Margarita

Han pasado 80 días desde la terrible tragedia en Amuay y aún no hemos recibido respuesta de parte del gobierno sobre lo que realmente sucedió. El presidente no actuó con prontitud entonces – recuerden que le tomó más de 36 horas visitar la zona devastada – y no lo está haciendo ahora tampoco. Numerosas preguntas acerca de la explosión y las distintas advertencias han surgido, dejando a muchos preguntándose si podría haberse evitado por completo.

Después de recibir sólo el silencio del gobierno, la Comisión la Verdad a sobre Amuay fue fundada por once miembros de la oposición y expertos en petróleo para investigar las causas de la tragedia. Han señalado que, según el protocolo de PDVSA, la junta directiva tenía 60 días desde el accidente para elaborar un informe detallando las causas, sin embargo, estos hallazgos no han sido anunciados. La Comisión también está pidiendo que gerentes de PDVSA hagan declaraciones ante la Asamblea Nacional como se hacía en el pasado. Aún más problemático es que, desde la tragedia en Amuay, 12 accidentes se han llevado a cabo en las distintas refinerías del país, dejando a 11 personas más heridas.

La evidencia demuestra que, desde su expropiación, PDVSA ha ido cuesta abajo. Su infraestructura no ha sido bien mantenida, causando fallas en los equipos y accidentes. Es una empresa estatal y por lo tanto refleja en la capacidad del Estado para administrar a Venezuela. Sin embargo, el gobierno se niega a aceptar cualquier tipo de responsabilidad. Los analistas sostienen que si PDVSA fuese una empresa privada, estas deficiencias hubiesen sido tratadas. Pero teniendo en cuenta que está bajo el control del gobierno, la falta de rendición de cuentas ha sido asombrosa.

El PSUV se abstiene de rendir cuentas en otras áreas también. Se niega a someterse a las normas internacionales, retirándose de respetados organismos internacionales como la CIDH si sus políticas de derechos humanos son objeto de críticas. En los últimos cinco años, ha desafiado a 55 recomendaciones que garantizarían las libertades fundamentales y mejorarían la calidad de vida de los venezolanos.

Mientras tanto, los venezolanos hacen lo que pueden – protestan. Sólo en octubre, hubo 521 protestas. Noviembre amenaza con ser aún peor, mientras los ciudadanos bloquean las calles principales exigiendo seguridad y una mejor calidad de vida. El gobierno, en cambio, pretende escuchar, pero en realidad se niega a ser responsable sobre la sociedad a la que pretende servir.