La Última Aparición De Chávez No Aporta Respuestas, Sólo Más Preguntas

Foto: Prensa Miraflores

Hugo Chávez ha pasado tanto tiempo en Cuba sin hacer una aparición pública que muchos habían empezado a sospechar lo peor. Cediendo a la presión pública, Chávez participó en una llamada telefónica y publicó fotos de sí mismo y su familia en Cuba, que les ofrece a los venezolanos prueba de que aún está vivo, pero sin rebatir los reportes que afirman que su cáncer empeora. Casi un año después de su diagnóstico inicial, el Comandante todavía no ha confirmado dónde se hallaban los dos tumores.

De hecho, nos tomó la mayor parte de un año en aprender alguna noticia definitiva sobre la enfermedad y el pronóstico de Chávez. Sin embargo, ahora que parte de la verdad está allí, aprendemos más casi todos los días. El Dr. José Marquina ha dado otra entrevista en la que argumenta que el tratamiento de Chávez ha sido incorrecto desde el principio. Citando sus fuentes altamente posicionadas en Cuba, Marquina afirma que los médicos erraron varias veces en el tratamiento de Chávez, incluso en el diagnóstico del tumor original y al no llevar a cabo los correspondientes exámenes. Si los médicos le hubiesen administrado el tratamiento correcto, por supuesto no habría ninguna garantía de que el cáncer se hubiese curado. Pero debemos preguntarnos si Chávez, en su afán por los secretos, en realidad no se quitó a sí mismo la oportunidad de ver a otros expertos que lo podrían haber curado desde el principio. Sabemos que mientras el cáncer avanzaba, se negó a viajar a otros países para recibir pruebas y tratamientos alternativos, eligiendo la privacidad y su lealtad hacia los Castro en vez de su salud.

También aprendimos que, aunque la administración sigue insistiendo en que Chávez se recuperará, a puertas cerradas, ayudantes de Chávez se están preparando para lo peor. Se discuten tres planes de contingencia: el primero se trata de lo que pasaría si Chávez se mantiene vivo, pero es demasiado débil para hacer campaña como solía hacerlo antes de su enfermedad, el segundo considera lo que sucedería Chávez si muere antes de las elecciones, y el tercero, y más original, se refiere a posponer la elección presidencial de octubre. Hemos sospechado durante mucho tiempo que ellos estaban en proceso de hacer planes (hemos hasta reportado que los altos funcionarios ya han considerado posponer la elección). Mientras tanto, el Comando Carabobo ha establecido una “Unidad Antigolpe”, formada específicamente para derrotar a cualquiera que pudiese estar planificando un golpe, mientras Chávez combate su enfermedad en Cuba. Muchos creen que este esfuerzo es algo más que una protección contra unos pocos radicales que pudiesen tratar de tomar el poder, pero en realidad, es una advertencia a aquellos dentro de su propio partido que miran su vulnerabilidad como una oportunidad para arrebatar el control del líder enfermo.

Mientras tanto, la especulación continúa sobre quién sustituirá al Comandante, si él muere o resulta demasiado enfermo como para hacer una campaña más para la presidencia. ¿Quién podría ser su sucesor? ¿Elías Jaua? ¿Nicolás Maduro? ¿Adán Chávez? Sólo el tiempo lo dirá.

blog comments powered by Disqus