Resultados de la Encuesta: La “gripe” de Chávez es en realidad el regreso de su cáncer

Foto: S.O.S. Chávez

Hace dos semanas que Chávez  desapareció durante unos días, lo que condujo a los informes de que había regresado a Cuba para más pruebas o tratamiento. Cuando regresó, reconoció que estaba sufriendo de una gripe recurrente. Pocos le creyeron.

El paciente desapareció otra vez el pasado fin de semana, y apareció más enfermo de lo que había aparecido desde hace un tiempo. Ahora, se ha reducido a hacer raras apariciones adentro, siendo apenas capaz de ejecutar su campaña, la cual está teniendo graves problemas. Si Chávez estuviese sano, nada de esto estaría sucediendo, y se necesitaría de más de una simple gripe para ocultar al famoso líder dramático en Miraflores.

Podemos sólo especular sobre lo que está pasando, así que la semana pasada decidimos pedirles a nuestros lectores su opinión sobre el diagnóstico de Chávez. ¿Habrá tenido Chávez “gripe” realmente?

Resulta ser que casi ninguno de nuestros lectores le creyó al paciente.

La mayoría de nuestros lectores, 60%, dijo que la “gripe” era simplemente el regreso de los síntomas del cáncer de Chávez. Hemos estado esperando el regreso de los síntomas del paciente en todo este tiempo. Como explica el Dr. Marquina, es difícil predecir cuándo se enfermará de nuevo un paciente con cáncer, pero con la naturaleza terminal de la enfermedad de Chávez, una recaída era inevitable. Incapaz de regresar a Cuba ahora para el tratamiento que necesita, Chávez debe tratar de ejecutar su campaña mientras lidia con el dolor extremo de su cáncer.

Muchos de ustedes, 33%, creyeron que era sólo una excusa para que el paciente pudiera descansar de la campaña. Había sido sometido a una serie de semanas estresantes y agotadoras, puesto que tuvo que lidiar con la tragedia en Amuay y los problemas crecientes de su propia campaña. Aunque los síntomas de su cáncer están siendo reprimidos por esteroides, el paciente no está sano ni es fuerte. No puede completar los deberes de su propia oficina, ni menos de una campaña así. Es posible que estuviera descansando para prepararse para el importante mes final de la campaña.

Algunos de ustedes creen que en realidad era gripe. Puede ser lo suficientemente preocupante que Chávez esté tan débil que no puede superar una simple enfermedad. Y en este punto en la campaña, la gripe no hubiese sido suficiente para detener al Chávez de antes.

Cualquiera que sea la verdad sobre su ausencia, no es una buena noticia. Mientras más se oculte el paciente, más desconfiará el público de él. Y su campaña se vuelve aún más desesperada a medida que la campaña continúa sin él. Las cosas no están bien con el paciente, y no hará más que empeorar.

La salud de Chávez continúa empeorando

Foto: Captura de Pantalla

Comenzando el viernes en la noche, el estimado Dr. José Rafael Marquina envió una serie de mensajes de Twitter inquietantes en cuanto a la salud del paciente. Fuentes dentro de Venezuela le han filtrado al médico que Chávez se estaba preparando para someterse a exámenes radiológicos a causa del deterioro de su salud, y como resultado su evento de campaña pautado para el sábado en Aragua sería cancelado.

Luego siguió con un mensaje que dijo que trataron de montar el evento el sábado, llevando a seguidores en autobuses para llenar las calles para las cámaras, pero el paciente nunca apareció. Si fue sólo otro error del equipo de la campaña del PSUV, o si el paciente intentó hacer la aparición, pero su mala salud lo abrumó, no se sabe.

Es el tercer fin de semana consecutivo en que el paciente ha estado ausente de la vista pública. La primera, y más inquietante, fue durante la tragedia en Amuay, cuando el presidente fue incapaz de aparecer inmediatamente, tardando un día y medio después de la explosión catastrófica para hacerlo. El pasado fin de semana tampoco apreció, y Nelson Bocaranda reportó que el paciente estaba en Cuba recibiendo tratamiento. Chávez trató de descartar esto con un cuento sobre una “gripe recurrente,” pero esta noticia fue igual de alarmante considerando su sistema inmunológico debilitado.

Ahora, de nuevo, pasó varios días consecutivos detrás de las paredes de Miraflores. Un presidente ausente ya es muy extraño, pero un candidato quien está perdiendo una campaña electoral y se aleja del público es inaudito. Es probable que el PSUV sepa que su ausencia hace imposible cualquier posibilidad de recuperarse en las encuestas, y quizás trataron de forzar al paciente a aparecer el sábado. Pero, a pesar del hecho de que ya habían movilizado a sus partidarios, aún estaba demasiado enfermo como para hacer una aparición.

Como el propio Dr. Marquina predijo en junio, el paciente ahora se ha enfermado gravemente de nuevo, con efectos devastadores para su campaña. El favorito Capriles se fortalece mientras la campaña de Chávez está en caída, pero el paciente está demasiado enfermo como para salir y motivar a sus seguidores y cambiar la tendencia en las encuestas. Incapaz de hacer eventos de campaña, continúa apareciendo sólo en cadenas controladas cuando su condición le permite. Pero incluso estas cadenas – previamente vistas como una señal de fuerza del gobierno – ahora sólo llaman la atención de los votantes al empeoramiento de la salud del paciente. Pero esto no es suficiente para parar la ola de ex chavistas yéndose al otro lado.

Cuando por fin Chávez apareció el domingo, fue muy claro que aún estaba enfermo. No es muy probable que mejore pronto, porque incluso los tratamientos más intensos no tendrían gran efecto y conllevarían a efectos secundarios serios. Y, dado que su enfermedad es terminal, se estaría sometiendo a tratamientos extremos y dolorosos sólo para ganar unas semanas más de vida.

Hemos sabido desde hace mucho, a pesar de las mentiras continuas de Chávez, que su cáncer lo matará. Ha escondido la evidencia por meses, pero no podrá mantenerla escondida para siempre. Con las elecciones a la vista, Chávez ha empezado otra recaída. Probablemente será su última.

¿Por qué confiar en Chávez?

Foto: EPA

Si lo dices suficientes veces se convierte en realidad. Aparentemente así es como Chávez cree que el mundo funciona. Una vez más se ha sentado (no parado) frente a la prensa declarándose perfectamente sano. No sólo sano, sino “inmejorable.” Cuando Chávez miente es muy ambicioso.

No se necesita buscar muy lejos para ver que no está diciendo la verdad. Viendo al hombre, puedes determinar que aún está enfermo. Su cara todavía está hinchada y roja. Pasa días a la vez sin aparecer en público, haciendo llamadas telefónicas cortas para mostrarles a los venezolanos que aún está vivo.

Después de unos días de ausencia, su segundo período así en dos semanas, admitió que estaba sufriendo de una gripe recurrente. Hace sólo dos días dijo que tenía problemas para dormir y con la respiración. Ahora quiere que los venezolanos crean que está mejor que nunca.

Los anuncios repetidos de su salud perfecta ahora son tan vergonzosos que es cómico. Es como una broma que dice una y otra vez con la esperanza de que un día alguien se ría. La realidad es que nadie se ríe a causa de la severidad de sus mentiras y la marcha continua y lenta de su cáncer. Aquí no hay nada más que humor negro.

De vez en cuando repite su anuncio de una cura, diciendo que se siente sano. Luego trata de apoyarlos paseando en su coche fúnebre de campaña y dando discursos largos desde su cuarto estéril en Miraflores.

Pero todavía no ha ofrecido ninguna prueba, o revelado los detalles más básicos de su cáncer (recuerden que aún no ha admitido en qué órgano se originó su tumor). Y su argumento ni siquiera resiste un examen básico. Claro que se siente sano, sabemos que está tomando dosis fuertes de esteroides. E incluso sabemos que aunque sus tumores crecen lentamente dentro de su cuerpo, este tipo de cáncer crece a escondidas, lo que significa que cuando empiecen los síntomas más serios ya estará al punto de su muerte.

También afirma que durante su chequeo en junio, el cual dice que fue su último, todo estaba bien. Pero se ha sometido a seis ciclos de tratamiento. Un paciente con cáncer, en el período inicial después de haber terminado su tratamiento, necesita chequeos regulares para asegurar que el cáncer no haya vuelto. Si Chávez en realidad ha evitado a los médicos por tres meses, es imprudente o se está engañando a sí mismo. Por supuesto, sabemos que esto no es verdad y que las noticias que ha recibido no han sido buenas.

La verdad es que si Chávez hubiese dicho la verdad, tendría archivos médicos que mostrar y médicos que apoyaran su veredicto. En su lugar, nos pide que confiemos en él, un hombre que hasta miente sobre los errores de su propio gobierno.

Los juegos continuos de Chávez sólo erosionan la confianza que los venezolanos tienen en él. Pide que confíen en él por seis años más. Pero a Chávez no le quedan seis años. Y tampoco, luego de más de un año de mentiras y engaños, tiene la confianza de los venezolanos.

¿Puede que Chávez lea S.O.S.?

Foto: S.O.S. Chávez

El miércoles, a pocas horas de que publicáramos que el paciente ha pasado tres días secuestrado en su Palacio de Miraflores – tal vez por el empeoramiento de los síntomas de su cáncer – ha aparecido de repente en una cadena nacional. Incapaz de lograr la fuerza necesaria para una aparición pública, pero sintiendo la presión pública como resultado de su larga ausencia, decidió transmitir una cadena de la seguridad de Miraflores, rodeado por su gabinete de gobierno.

Desesperado, Chávez hizo un esfuerzo para refutar las filtraciones sobre su salud, además de las críticas de su política; por casualidad, muchas de estas críticas vinieron de nuestro sitio web. Uno de los enfoques de esta cadena fue mostrar los logros de su sistema de salud, una especie de respuesta cuando apuntamos que mientras Chávez recibe el mejor tratamiento posible en Cuba, su gobierno abandona a los pacientes con cáncer en Venezuela. Asimismo, también se hizo referencia a nuestra especulación sobre que el retrato de Simón Bolívar podría haber sido alterado para aumentar el parecido con el Comandante. Como es costumbre en sus locuciones, lo descartó con una broma. En cualquier caso, hemos notado una necesidad por parte del gobierno de reaccionar ante la verdad de los reportes de S.O.S. Chávez y, por lo tanto, sobre los temas relacionados con el cáncer del presidente.

Además, lo que podría ser la instancia más importante, el pasado mes reportamos sobre su visita secreta a un hospital en Brasil. Al día siguiente, Chávez rechazó explícitamente los reportes, pero sin dar pruebas para corroborar sus negaciones, así como no ha ofrecido ninguna evidencia de estar “curado”.

Aunque es posible que Chávez no conozca mucho sobre la tecnología y los medios sociales, basado en la falta de respuestas a sus seguidores en Twitter y dedos torpes, ahora se da cuenta de su poder. Viendo la eficacia del sitio web de la oposición, el proveedor del internet del gobierno, CANTV, decidió bloquear Hayuncamino.com (en esto están bien acompañados). Es parte de la estrategia continuada del PSUV, temiendo que no puede vencer a la oposición, de crear la mayor cantidad de obstáculos posible para ellos.

Irónicamente, Chávez en realidad hace campaña en contra de sí mismo. Las mentiras y engaños no convencieron a los venezolanos; ahora las nuevas decepciones sólo les recuerdan de su frustración con la maquinaria del PSUV que continúa ofreciéndolos la misma propaganda.

Enfermo y obligado a descansarse en su palacio, Chávez y el PSUV sólo pueden hacer una campaña reactiva. Quizás nunca escucharon el proverbio: “Más vale prevenir que curar.” Como el cáncer incurable del paciente, a veces cuando empieza un problema es imposible resolverlo. La campaña de Chávez – y las aspiraciones al poder del PSUV – está en caída; y parece que la única cosa que puede pararla es el suelo.

Noticias de última hora: Bocaranda detalla los resultados del PET Scan

Foto: Google

Tras de su reporte ayer, el periodista Nelson Bocaranda ha reportado que Chávez ha recibido los resultados de su PET Scan. Sus exámenes descubrieron que el brazo del fémur izquierdo sigue fracturado por la sobredosis de radioterapia aplicada en Cuba y en Caracas. Y mientras los tumores ubicados en la pelvis y en otros órganos siguen “estacionarios”, el cáncer en su ducto sanguíneo no se detiene, en gran parte como resultado del uso excesivo de los esteroides que ha tomado para parecer sano. Todos los médicos recomiendan el suspenso inmediato de este tratamiento; pero reconocen que no es probable, puesto que el paciente sigue tratando de convencer a la gente de que está curado. Ahora recomiendan reducir la dosis de esteroides, calmantes y morfina.

Los médicos le han recomendado a Chávez reposo. Le han aumentado su dosis del antidepresivo Sertralina (conocido como Zoloft) de 100 a 150 mg al día. Usan la droga para tratar la depresión, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno obsesivo compulsivo, los ataques de pánico, el trastorno esquizoide de personalidad y la fobia social.

Más por venir mañana.

Chávez se escapa a Brasil para recibir un PET Scan

Foto: Archivo

En su reporte de hoy, Nelson Bocaranda ha confirmado la verdadera razón de la visita de Chávez a la cumbre del Mercosur en Brasil – para recibir un PET Scan bastante necesitado. Confirmando lo que reportamos hace unas semanas, Bocaranda reporta que el paciente fue examinado ayer en el Hospital de la Universidad de Brasilia, ubicado en la capital. El hospital de Brasilia, usualmente reservado para los exámenes médicos de los presidentes del país, sus parientes, ministros, y el alto personal de las Fuerzas Armadas, fue elegido porque tiene un centro ultramoderno de Imaginología. Chávez recibió un PET Scan que llevaba un retraso de más de un mes.

Bocaranda reporta que Chávez eligió a Brasilia en vez de un regreso a Cuba porque, como hemos detallado, hay una preocupación generalizada de que otra parada en este viaje podría causarle una fatiga irrevocable a su cuerpo ya enfermo. Además, la ansiedad sobre las numerosas filtraciones desde la isla también lo llevó a escoger el secretismo de un hospital brasileño típicamente reservado para altos oficiales del gobierno brasileño.

Bocaranda nos dice que la cumbre del Mercosur, originalmente planeada para que fuese llevada a cabo en Río de Janeiro, fue trasladada a Brasilia después de la sugerencia del ex presidente Lula da Silva a la presidenta Dilma Rousseff. Y mientras los oficiales citaron “razones logísticas y operativas,” debido a la falta de tiempo para organizar el evento en Río, también está claro que el cambio de lugar ha permitido que el paciente pudiese mantener el secreto y esconder su examen, que fue realizado por dos médicos cubanos y dos médicos brasileños.

Según Bocaranda, el médico cubano que lideró el tratamiento de Chávez viajó a Brasilia en secreto la semana pasada para coordinar los exámenes. Lula ha tratado de convencer a Chávez a que viaje a Sao Paulo para recibir un chequeo en el famoso Hospital Sirio Libanés. Sin embargo, el paciente declinó, temiendo que el equipo médico cubano se sintiese ofendido.

Para esconder su visita al hospital, Chávez fingió estar en una reunión con la presidenta Rousseff en el Palacio Presidencial. En su lugar, unos agentes brasileños llevaron al paciente al hospital. Una caravana similar a la del presidente exitosamente proporcionó una distracción para la prensa. Los resultados del PET Scan fueron discutidos en conferencia anoche con médicos de Cuba, Brasil, España, y Venezuela. Bocaranda espera tener más información sobre la progresión de la enfermedad de Chávez pronto, o por las filtraciones o a través de las reacciones de las caras de Chávez o sus colegas en la cumbre del Mercosur.

Mientras tanto, el paciente continúa fingiendo estar curado, medicándose con dosis altas de esteroides y analgésicos. Su deseo acuciante de ganar esta elección lo ha impulsado a desobedecer a sus médicos, de nuevo. Irónicamente, haciendo eso podría convencer a algunas personas que está sano, pero sin duda, estaría acelerando su muerte y su remplazo por parte de uno de sus sucesores impopulares y desconfiados.

En cuanto a la campaña, la ansiedad sobre la reelección del paciente está aumentando de nuevo. Chávez recibió una encuesta que muestra que el joven Henrique Capriles sólo está cinco puntos detrás de él. Para combatir estos nervios extenuantes, los líderes del PSUV continúan creando sus propias encuestas, que muestran que Chávez tiene una gran ventaja. Al mostrar estas encuestas, proclaman la supuesta inevitabilidad de su victoria. Y aún más – el PSUV continuará usando estas encuestas, muchas de las cuales han sido reportadas como falsas, para crear una cruzada global para convencer a los votantes que si Capriles gana, la única manera de hacerlo sería con trampa. Además, estas encuestas le dan la capacidad al PSUV de engañarse a sí mismos, puesto que encuestas falsas muestran al paciente con una gran ventaja, lo que ayudará a apoyar el caso de que una victoria para el paciente fue predicho todas las encuestas y por ende no fue logrado con trampa.

¿Qué nos dirá el PET Scan de Chávez? Y a medida que las filtraciones de información empiezan a salir, ¿causará el aumento de ansiedad del PSUV más trampas y actividades fraudulentas antes de la elección del 7-O? Manténganse atentos.